Buscar

Consejos para optimizar la creatividad

Actualizado: oct 26

Usa la creatividad como un puente para calmar tu mente



Todo el mundo es creativo. Sí sí, tú también. La creatividad no es un don divino con el que algunos nacen y otros no, sino una capacidad común a todos los humanos, quizás aquella que nos hace precisamente humanos (los antropólogos la denominan «fluidez cognitiva»). ¿Por qué entonces siento que no soy capaz de tener buenas ideas? ¿por qué cuando veo las ideas de los demás me da rabia no haberlo pensado primero? te preguntarás tú, inconformista lector. Sencillamente porque no trabajas tu creatividad, no te tomas en serio ni te esfuerzas por ser creativo. Créeme, sí lo hicieras, las ideas te fluirían a todo trapo. Si quieres intentarlo y buscas ser más creativo, echa un vistazo al decálogo que te hemos preparado con algunos consejillos.

1- Copia, copia, copia

Que no te engañen, la pura originalidad no existe; todo, absolutamente todo viene de otra cosa. Así que no tengas miedo a copiar aquello que te gusta, sobre todo al principio, ya que todos los grandes artistas han comenzado emulando a sus ídolos. Tampoco te estoy animando a plagiar, sino a re-configurar, a coger varias referencias y fundirlas en otra cosa. Todo es un remix, y si no me crees mira este video sobre las «influencias» de Tarantino en Kill Bill.


2- Trabaja siempre con gente con más talento que tú

Nunca seas el más listo de la sala, rodéate de gente a la que admires, gente mejor que tú, y aprende de ellos. Se humilde y escucha, las mejores ideas no son individuales, sino que se pulen en grupo. No seas celoso de tus ideas, compártelas con los demás, el feedback que te darán será tremendamente valioso. Utiliza Internet para contactar con tus ídolos (escritores, cineastas, diseñadores…) y con otros profesionales de tu sector, para hablar con ellos, o intentar que critiquen tu trabajo. Una buena crítica es lo mejor que puede pasarte.

3- Usa tus manos

El trabajo creativo no es un proceso meramente mental, ¡usa todo tu cuerpo! coge las tijeras y los lápices de colores, mánchate, toca, huele, siente…deja que tus manos te ayuden intuitivamente. Cosas como «Destroza este diario» pueden ayudarte a empezar si no sabes por donde.

Otra muy buena idea que utilizan algunos creativos para fomentar las manualidades es tener dos escritorios, uno digital (con el portátil, móvil, escáner, etc) y otro completamente analógico (papel, lápices, pinturas…)

4- Descarta lo obvio

Las primeras ideas nunca son las mejores. Lo que se te ocurre a ti en diez segundos es lo que se le habría ocurrido a cualquiera. Cuando estés en un proceso de brainstorming no te pares ante la primera idea que te parezca interesante, sigue. En este punto del proceso es mejor cantidad a calidad, ya seleccionarás después.

5- Aléjate de las pantallas

El ordenador tiene muchas ventajas, sin duda. Pero lo cierto es que también es un monstruo devorador de atención. Es complicado atacar a la página en blanco cuando tienes que atender a notificaciones de Facebook, correos, tuits, anuncios en youtube, y demás… Sal fuera, date un paseo, ve al cine o a ver a tu abuela. Toma distancia de lo que estabas haciendo, y cuando menos te lo esperes la bombilla se encenderá.

3 vistas

​© 2020 por Florencia Ventre de León 

Lic. Recursos Humanos.

Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now